La profecía del cuervo (1,The Raven Boys), Maggie Stiefvater



  Esta es una de esas novelas que llevaba mucho tiempo apuntada en mi interminable lista de libros pendientes. El carácter juvenil, los toques paranormales, el aura de misticismo del argumento y las referencias históricas de la sinopsis captaron mi atención desde el primer momento pero fueron las críticas alabadoras que leí en la red las que me convencieron de incluirlo en mi lista. Me llevé un pequeño chasco al enterarme de que era la primera parte de una saga de cuatro libros...y no una novela auto-conclusiva pero aún así decidí darle una oportunidad.


   La autora, Maggie Stiefvater, era hasta entonces para mí una completa desconocida pero al investigar un poco he comprobado que la persigue una considerable fama (totalmente merecida en mi opinión) y que su aclamada pluma es la responsable de novelas juveniles tan populares como Las carreras de Escorpio o las de la saga Temblor. Si os apetece daros un paseillo por su web podéis pinchar sobre la imagen siguiente:








Reseña:
 
 
  Blue tiene dieciséis años y vive en el 300 de Fox Way en la localidad de Henrietta (Virginia) con las mujeres de su familia y las amigas de su madre, todas videntes excepto ella. A pesar de lo extravagante que podría parecer desde fuera su vida, ésta no es tan interesante. Blue ha de compaginar sus estudios en el instituto con distintos trabajillos (pasear perros, ser camarera...) para aportar dinero a la deteriorada economía familiar. 

  Por otro lado, todas las noches de San Marcos debe acompañar a su madre a observar el camino de los muertos por el que pasearán las ánimas de quienes morirán en los doce meses siguientes. Su tarea no es otra que la de recoger los nombres que su madre recita en una libreta para posteriormente intentar avisarles de su desgracia venidera. Nada excepcional. Pero una noche algo cambia. Esta vez ha asistido a la particular velada en compañía de su tía Neeve, recién llegada a Henrietta,  y ella misma ha visto el alma de alguien. Un chico llamado Gansey del colegio privado de Aglionby, uno de los chicos del cuervo, con la insignia de la reputada academia. En ese momento cae como una losa pesada sobre ella la profecía que la ha acompañado desde la infancia: áquel a quien veas en la noche de San Marcos morirá por tus actos o por ser tu verdadero amor.    


  Gansey es el joven más acaudalado de los pocos afortunados que acuden al Instituto privado de Aglionby en la localidad de Henrietta. Sin embargo, su particular personalidad no casa con la que se espera de alguien de su posición. Hay sólo tres cosas que realmente le importan a Gansey: sus tres amigos Adam, Ronan y Noah, su chatarra-coche (un clásico Camaro del 73) y su investigación sobre la desaparición del monarca galés Glendower (s.XV) y su relación con el fenómeno paranormal de las líneas ley. Es, de hecho, esta investigación por la que Gansey se encuentra estudiando justo allí, en Henrietta. Para mantener a sus amigos cerca y a salvo y para avanzar en su investigación Gansey echa mano a todos los recursos que su fortuna le proporciona y así ha establecido su residencia en una destartalada y abandonada nave industrial (Manufacturas Monmouth) cuyo aislamiento y tranquilidad le permiten vivir de manera independiente y tranquila junto a Noah y a Ronan. 


 
Las vidas de Blue y de los chicos del cuervo acaban convergiendo en la consulta de Maura, la madre de Blue, que es vidente y médium. A partir de ahí, como una más del grupo, Blue debe afrontar una ingente cantidad de interrogantes: ¿Cómo puede evitar su profecía? ¿Qué relación tiene su desconocido padre con con las líneas ley? ¿Y su tía Neeve? ¿Hay alguien más buscando al rey Glendower en Henrrieta? ¿Y por qué? A esto hay que sumarle la salida a la luz de algunos crímines del pasado, y, sobre todo, las complicadas vidas de los chicos. Adam acusa graves problemas económicos y familiares y carga sobre sus espaldas con el peso del mundo. Sueña con lograr por sí mismo todo aquello que sus compañeros han obtenido por el mero hecho de nacer. Ronan tiene problemas emocionales que conducen su vida hacia caminos de los que sería mejor apartarse, Noah es hermético y enigmático y, por último, Gansey no puede evitar sentirse el responsable de todos ellos y ofender sin quererlo con su paternalismo exacerbado. La búsqueda de las respuestas a todas las preguntas, tanto las de las tramas más personales como las de los eventos paranormales y los episodios históricos, serán los pilares fundamentales de esta primera parte de la saga.



Crítica:

  Para empezar confesaré que el libro me ha gustado bastante más de lo que esperaba. Hacía algo de tiempo (desde la saga de Splintered) que no regresaba a la novela juvenil en la cual tan a menudo te encuentras buenas obras como auténticas bazofias. Pues con esta novela acerté, algo me decía que me iba a, al menos, entretener un rato y la verdad es que fue más allá, me entretuvo y me encantó. Además es de extensión ligera y se lee en tres ratos largos.

  El estilo se define como juvenil y desenfadado. Abundan los diálogos como herramienta narrativa y prácticamente todos los que se dan entre los cuatro chicos son hilarantes y mordaces. No obstante también la pluma de Maggie se torna en partes profunda, reflexiva, cuidada y con reminiscencias de una prosa oscura y gótica.La narración es omnisciente y se reparte en torno a tres puntos de vista básicos: Blue, Gansey y Adam. En cuanto al ritmo éste es ágil. La acción está muy bien repartida a partir de la segunda mitad del libro (la primera es, obviamente, más introductoria) y los capítulos son cortos lo que favorece un avance rápido en la lectura.


 La ambientación creada por Maggie es, en esencia, mágica. Las descripciones meticulosas de los escenarios no son, al menos en esta novela, su fuerte y es que éstas pasan - cuando las hay- bastante desapercibidas. Poco sabemos sobre la localidad de Henrietta, sobre la casa de Blue o sobre Manufacturas Monmouth. Maggie aporta datos pero de forma somera y superficial. No obstante, compensa esta carencia con su capacidad para vestir los escenarios de brujería, esoterismo, misterio, encanto...Que Henrietta, Aglionby, Manufacturas Monmouth, El 300 de Fow Way y Cabeswater (la localización más siniestra y oscura de las que nos encontramos) destilan magia es indiscutible. 


  Si hay algo que, sin duda, destacaría son los vínculos que Maggie teje entre los componentes históricos y los mágico-esotéricos (las líneas-ley, los flujos de energía, Cabeswater...) de la novela. Leer  sobre Stonehenge, Nazca, mitología celta etc bajo la inventiva de la autora se me antoja, como historiadora (al igual que ella), divertídisimo y original. 

 


  Pero en lo que Maggie se lleva la palma es la construcción de los personajes. Todos desprenden una personalidad compleja y profunda y también evolucionan de manera destacable (sobre todo Adam) a lo largo del libro. La autora se adentra de una manera inmejorable en los problemas personales (maltrato, traumas, carencias afectivas, etc) de los protagonistas y los hace reales aún estando inmersos en tramas paranormales y fantásticas. Me encanta el personaje femenino. Blue es exigente con ella misma, trabajadora, sensata, madura, extravagante y muy sarcástica. Es un personaje fresco, poco machacado en la literatura juvenil y con la que muchos lectores pueden empatizar. De Gansey me ha sorprendido gratamente la dificultad comunicativa que su exquisita educación le ha otorgado para entablar relaciones con personas de distinta índole social, y todo, a pesar de su conciencia sobre ello, su preocupación sobre el tema y sus buenas intenciones. Es también un tema poco habitual (que me ha recordado al gran Mr Darcy de Pride & Prejudice)en la novela juvenil. En cuanto a la historia de amor..."haberla hayla", sí pero es de las que se cuecen a fuego lento, apenas tiene peso en este primer libro y, eso sí, es muy divertida. 


         



 


  

  En conclusión, ¿la recomiendo? Sí y mucho siempre y cuando os agraden las novelas de corte juvenil y fantástico.El segundo libro es Los saqueadores de sueños y está desde mayo disponible en castellano. ¡Qué ganas le tengo! 










  La tercera parte Blue Lily Lily Blue se publicó en inglés en octubre y se desconoce aún la fecha de publicación en español.





¿Os llama la atención esta saga? ¿La conocíais? ¿La estáis leyendo? ¿Qué os parece? 
  

2 comentarios :

  1. ¡Hola!
    Lo tengo listo para ser leído, aunque he leído reseñas bastante negativas que me echan bastante para atrás. Creo que haré lo mismo que tú y le daré una oportunidad sin ir con las expectativas muy altas, creo que podría gustarme si pienso así.
    ¡Nos leemos! :D

    ResponderEliminar
  2. De verdad, dale una oportunidad! Si no te engancha, al menos te reirás un rato! ;)

    ResponderEliminar