Finnikin de la Roca, Melina Marchetta



  Comenzar a leer Finnikin de la Roca implica sumergirse en una historia sobres reyes destronados, brujas, hechizos, profecías, princesas, venganzas y magia; leer esta primera parte de Las Crónicas de Lumatere de Melina Marchetta significa retomar la fantasía épica más tradicional, desempolvar las historias de nuestra infancia de castillos, reinos y héroes a caballo y aprender de nuevo a disfrutar con ellas. O, sencillamente, a dejarse llevar...


Serie de las Crónicas de Lumatere


   Muchos ya conoceréis a la prolífica Melina Marchetta, autora australiana de esta saga y de muchos libros más, de los cuales no todos han sido traducidos al castellano. En nuestro país, En el camino de Jellicoe y Saving Francesca han sido sus obras más reconocidas. Y a los que aún no la conoceis, os invito a que probéis su fabulosa pluma y su magnífica narrativa. No os dejarán indiferentes. Más allá de las ambientaciones, los personajes o las tramas, es su estilo -cercano, reflexivo, profundo- lo que atrapa al lector. Punto en el que, al menos en la versión castellana, también hay que recalcar el buen trabajo de la traductora Noemí Risco. 


   Pero, ¿qué se va a encontrar le lector en Finnikin de la Roca?


   
  

Del argumento, poco o nada se puede añadir a  lo que cuenta la propia sinopsis de libro sin caer en spoilers. Pero, lo que sí se puede decir, es que esta novela es algo más que una historia fantástica. Finnikin de la Roca es, en un formato juvenil y edulcorado, una análisis sobre los derechos de la tierra, sobre el hogar, el exilio, la pertenencia a un pueblo y, también, sobre el sacrificio y la constancia. No obstante, más allá de todo esto, es una preciosa oda a la esperanza.




   La historia de los exiliados de Lumatere se cuenta a través de narrador omnisciente que se centra en la perspectiva del aprendiz Finnikin, del guardián Sir Topher, de la novicia Evanjelin, del ladrón Froi y de personajes que se incorporan a la trama de forma más tardía como son algunos miembros de la Guardia Real y algunos otros lumaternos monteses.La narrativa de Melina es de las mejores que he tenido el placer de probar. Ésta es sosegada, descriptiva, emocional y, al tiempo, se viste con un estilo fresco, natural y directo. A pesar de crear ambientaciones complejas y detallarlas de forma extensa y con fruición para situar al lector, a pesar de  imbuir al lector de las sensaciones y los estados anímicos de los protagonistas, el ritmo del libro es ágil pues abundan los diálogos y las escenas hilarantes y mordaces. 

  En cuanto a la historia en sí, ésta se basa en una sola línea argumental -el reencuentro de todos los exiliados del reino y la reconquista de Lumatere- a la que se van incorporando tramas del pasado y personajes nuevos. Si bien es verdad que el fondo de la historia es sobre la esperanza, el libro - aunque juvenil- no es un libro fácil o digestivo sino que se refleja la dureza de las vidas de los desterrados en cada campamento que nuestros protagonistas visitan (hambrunas, enfermedades, muertes, matanzas, violencias...) y en las propios pasados de quienes nos cuentan la historia (huérfanos abandonados en tierras hostiles a merced de su destino...). 



  Por mi parte, es siempre la construcción de los personajes lo que más admiro de las buenas novelas. Y este caso no es una excepción. Finnikin, Envajelin y Froi son tres personajes de sobresaliente que evolucionan, son permeables a las circunstancias, se transforman, nos sorprenden...y, sobre todo, nos desgarran un poco el corazón con sus problemas, sus miedos, sus pasados oscuros, sus futuros inciertos y sus desdichas. De los secundarios, también hay personajes reseñables como pueden ser Beatrice, Trevanion o Lucian pero que, al no ser su historia, no brillan tanto como los tres arriba mencionados.  En Finnikin de la Roca hay acción, reflexión, momentos de inflexión, catarsis, partes tremendamente graciosas, pasajes especialmente amargos, huecos invadidos por el pesimismo y grietas por las que se cuela la esperanza, que lo acaba invadiendo todo. Y, como no podía ser de otra manera, también en la novela hay un sitio para una historia de amor dominada por los desencuentros, la admiración, la valentía y los episodios más ocurrentes que os podáis imaginar. 


  ¿Algún "pero", entonces? Quizás. En la historia, el papel de la mujer en la sociedad se pone continuamente de relieve. Hay princesas, reinas, diosas, brujas...Están reservados a ellas los roles de los que depende, en gran parte, el hilo narrativo; los status de los que depende el reino de Lumatere. Esta  incursión  de la mujer  en los papeles dominantes de una historia de fantasía épica de corte tradicional como es la que aquí se está comentando es admirable y positiva y, sin embargo, en Finnikin de la Roca en ocasiones confunde ya que  esta novedad se contrapone a otros conceptos más "medievales" que son en parte inherentes a estas ambientaciones y que están incluidos en la narración como son el de "pertenencia" mutua entre las dos partes de una pareja o el de "necesidad" de un compañero sentimental.  Entiendo que Melina haya pretendido amoldar los clichés típicos de las ambientaciones medieval-fantásticas a la modernidad e independencia de la mujer que ella deseaba destacar en la novela y aunque en conjunto este aspecto secundario no chirríe mucho, en algunas partes sí que descoloca al lector. 


En conclusión, recomiendo sobremanera la lectura de esta primera parte de Las Crónicas de Lumatere. Os puedo asegurar que, si sois aficionados al género fantástico o a la novela juvenil, no os arrepentiréis de conocer a Finnikin de la Roca.





¿Lo conocíais? ¿Lo habéis leído? ¿Lo haréis? ¡Contadnos!




7 comentarios :

  1. ¡Hola!
    Parece una saga interesante pero por lo de ahora no creo que la lea, ya que tengo muchos pendientes.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Conocía este libro de antes, pero ahora me acabo de enterar que pertenecía a una saga jaja
    Tengo muchas ganas de leer algo de esta autora, y este libro es el que más me llama la atención. Así que espero darle una oportunidad pronto.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    Me ha gustado mucho tu reseña. Gracias por las palabras que me dedicas :) Me alegra que hayas disfrutado con mi traducción? ¿Has leído la segunda parte? «Froi del exilio» me sorprendió positivamente porque no suele pasar que segundas partes superen la primera. Con «Quintana de Charyn» Melina Marchetta cerró la historia a la perfección. A ver si Molino por fin publica mi traducción para que podáis comprobarlo los lectores españoles.
    Un saludo y quedas invitada a mi blog Laberinto de Ideas cuando gustes,
    Noemí.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Te invitamos a participar en el concurso de reseñas del mes junio de Lectura Adictiva, ¡esperamos verte por allí! :) http://www.lecturaadictiva.es/quieres-ser-nuestra-resena-del-mes-de-junio-2/

    ResponderEliminar
  5. Hola,

    no conocía esta serie de libros, pero me encantan sus portadas. Y creo que es un argumento que me podría gustar bastante, cuantos libros añadidos ya a mi lista... <3

    Gracias por pasarte por mi blog y dejarme tu reseña de Cazadores de sombras, para decidirme en leerla o no. La verdad es que creo que al final voy a darle una oportunidad, porque tiene muy buena pinta :)

    No sé si ya te sigo, si no es así, me sumo a tu lista de seguidores.

    Feliz martes.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Lo primero muchas gracias por pasar por mi blog y seguirme, me hace mucha ilusión ya que estoy empezando y eso.
    He decidido pasar por tu blog ya que no lo conocía, y madre mía. ¡Me encanta! Así que me quedo por aquí.
    He leído esta reseña y he cotilleado algunas más, y me encanta como te expresas... Gracias por compartirlas.

    Un besote y que tengas buen día.
    • CINCO LIBROS •

    ResponderEliminar
  7. ¡Torpe de mi! Se me ha borrado un párrafo, esto me pasa por poner post datas...

    "Por cierto, soy muy perezosa para las sagas, y las portadas no me llaman demasiado la atención, pero la verdad que tiene buena y pinta y por lo que has contado... quizá en un futuro le de una oportunidad. La temática me interesa, y que haya tanta mezcla de emociones e ideas... creo que podría ser curioso."

    Eso es lo que faltaba jajaja, ya perdonarás.

    ResponderEliminar